Podemos empezar este debate con la frase:

“Las diferencias de opinión pueden ser creativamente estimulantes, así como frustrante.” JIM COLEMAN

Cuando se trata de la nutrición para construir un cuerpo, desarrollar masa muscular, definir, etc.. y tratando de descifrar la cantidad de proteínas, hidratos de carbono y el consumo de grasa, las cosas ciertamente pueden prestarse a confusión para nuestros lectores.

Si le preguntas a ciertos gurús por ahí, ellos le dirán que los carbohidratos son absolutamente inútiles y deben ser completamente suprimidos de la dieta. Otros, por el contrario, dirán que se requiere un alto consumo de carbohidratos para conseguir un anabolismo máximo.

Culturistas de la vieja escuela pueden decir que la única cosa que importa es comer un trillón de gramos de proteína por kilo de peso corporal. Ellos también intentaran desacreditar los argumentos de cualquier otra persona que tiene diferente opinión a ellos.

De hecho, la frase más apropiada a utilizar para este artículo puede ser “Las opiniones son como los culos. Todo el mundo tiene uno y todo el mundo piensa que el que apesta es el de todos los demás”.

dieta-culturista-amix-nutricion

El hecho de que los lectores puedan conseguir tanta información contradictoria de muchas fuentes diferentes, como dice la primera cita de este articulo, puede ser tan estimulante como frustrante.

La pregunta es: ¿Quién tiene razón?  ¿Cortamos todos los carbohidratos y llenamos las reservas de  aceite de oliva para una mejor inmersión en grasas saludables? ¿Comer kilos y kilos de proteína que tiene que sacar una segunda hipoteca sobre su casa con el fin de cubrir el costo desmesurado de comer carne? ¿O debe estar comiendo muchos carbohidratos que pasas la mitad del día en un coma insulínico delirante?

El caso es que todos estos gurús tienen razón … y todos ellos están equivocados. ¡Qué chocante revelación inútil, ¿eh? Vamos a explicar por qué se ha dicho esto. A pesar de que todos nosotros tenemos las mismas vías metabólicas, nuestros cuerpos son notablemente diferentes de un individuo a otro en sus respuestas a los diversos perfiles de macronutrientes. Tal vez por eso, incluso en la comunidad científica, vemos un poco de variabilidad en los resultados de los estudios controlados que examinan diferentes perfiles de macronutrientes. Incrementar la información sobre polimorfismos de genes y diferentes tolerancias individuales a las drogas y las respuestas de nutrientes ha dejado muy claro que en los próximos años, el asesoramiento nutricional va a tener que pasar de las recomendaciones generales a las recomendaciones dirigidas específicas para el individuo.

Pongamos algunos ejemplos prácticos de atletas, cliente reales, con los que el autor de este articulo ha trabajado en el pasado. Vamos a cambiar su nombre a John y Joe para proteger el anonimato. Tanto John y Joe fueron de aproximadamente la misma edad (43 y 47 años respectivamente), con la misma altura (alrededor de 5’7 “) y más o menos el mismo peso a la hora de empezar con su preparación (alrededor de 77 kilos). Ambos llegaron aproximadamente con el mismo peso a la competición (aproximadamente 64  y 65 kilos, respectivamente). Ambos tenían estructuras similares y comenzaron casi con el mismo porcentaje de grasa corporal.

Con lo cual, si solo se considera sus estadísticas en un pedazo de papel y estabas siguiendo recomendaciones generalizadas a partir de una fórmula de proteínas, hidratos de carbono y el consumo de grasa, entonces es muy probable que ambos hubieran terminado siguiendo programas similares. Después de haber trabajado con cada uno de ellos durante varios meses, su preparador ya sabía que ambos tenían tolerancias diferenciales de macronutrientes, carbohidratos, en particular. John nunca tuvo que abandonar sus hidratos de carbono por debajo de 250 gramos por día y fue capaz de conseguir totalmente destrozado. Joe, por su parte, no toleraba los carbohidratos casi tan bien y tuvo que llegar hasta el final manteniendo los hidratos  por debajo de alrededor de 70 gramos por día. Pero al final ambos ganaron sus respectivas competiciones.

Encontrar exactamente el porcentaje de macronutrientes marcara la diferencia entre ganar o no.

En ocasiones vemos a gente que dice “Estoy haciendo la dieta de perico de los palotes” , debéis de entender que lo que para él, para su metabolismo, puede funcionar, quizá no tenga los mismos efectos sobre ti.

Como se expuso anteriormente, parece que cada gurú establece su regla de macronutrientes o un cierto tipo de dieta y trata de aplicarlo a todas las personas. Como se ha demostrado, que es el camino equivocado realmente para hacer las cosas. ¿Hay gente  que responden bien a la baja en carbohidratos, alta en grasa? Por supuesto. ¿Hay gente por ahí que se descarnan cuando siguen una dieta baja en carbohidratos? Por supuesto. Todos los macronutrientes tienen varios beneficios y  lo más importante es mantener un equilibrio que sea beneficioso para el metabolismo individual.

Antes de avanzar se expondrá rápidamente los beneficios de cada macronutriente.

  • Proteína: Comidas ricas en proteínas se ha demostrado que aumenta la síntesis de proteínas musculares más que el consumo “adecuado” de proteínas. La proteína también tiene un efecto termogénico y las dietas altas en proteínas han demostrado que causa una mayor pérdida de grasa, en comparación con una dieta normal de proteínas. No se trata de un consumo desmesurado de proteína, sino, de la importancia de mantener la proteína en equilibrio.
  • Hidratos de carbono: Los hidratos de carbono aumentan glucógeno muscular y proteínas de la dieta y evitan que estas sean utilizas como energía. Esto garantizara que  los aminoácidos esenciales de la proteína en la dieta sean usados para fines de creación de músculo. Además, se ha demostrado que los hidratos de carbono tienen un efecto sinérgico con la proteína de la dieta sobre la síntesis de proteínas musculares. La insulina también ha sido demostrado que disminuye la degradación de las proteínas. Tened claro que los carbohidratos tienen beneficios, pero deben ser controlados para evitar el exceso de acumulación de grasa.
  • Grasas: Las grasas proporcionan energía y son importantes para la integridad celular, el volumen de trabajo, y pueden ser un ahorro de proteínas.

Entonces la gran pregunta es: ¿Cómo averiguar el consumo correcto? 

Lo que es óptimo para el metabolismo de tu cuerpo. Pues bien,  simplemente no hay sustituto para la experimentación, la documentación, y la paciencia. Prueba diferentes cosas y ver cómo tu cuerpo reacciona, pero asegúrese de que ser lo suficientemente paciente para darle el tiempo suficiente para apreciar los cambios. Esto también significa llevar el seguimiento del consumo de tu proteína, carbohidratos, y grasas y documentar su respuesta a diversos perfiles de macronutrientes.

Es evidente que esto conlleva un montón de trabajo, pero si quieres construir un gran físico, debes  estar preparado para trabajar duro.

BIBLIOGRÁFICA:

-MUSCULAR DEVELOPMENT: www.musculardevelopment.com

Layne Norton

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *